En este segundo episodio hablamos con Juan Carlos Quintana, arquitecto, fotógrafo y profesor sobre temas relacionados con su proceso creativo en estas ramas profesionales, relacionamos la importancia de los espacios dentro del impacto de la exposición fotográfica, la arquitectura y las formas y de la síntesis de información para explicar a alumnos y clientes su visión sobre un proyecto.

Comenzamos el episodio hablando sobre los orígenes de Juan Carlos con la fotografía, comenta que empezó antes con la fotografía que con cualquier otra de sus actuales profesiones, con 13 años, en la fotografía analógica, desde entonces siempre se ha sentido cómodo trabajando en este campo, tuvo alguna crisis creativa sobre todo con la llegada de la fotografía digital, aunque más tarde lo recupera con proyectos personales y profesionales dentro de la fotografía de producto y publicidad a escala nacional.

Comentábamos que ha podido realizar exposiciones, apunta que tomar la decisión puede imponer al principio pero anteponer las ganas y el impulso por compartir tu obra con un público abre la experiencia de crear y organizar exposiciones.

Habiendo participado tanto individual como grupalmente en exposiciones y habiéndose enfrentado a la opinión del público que es muy útil a la hora de plantearse mirar tus proyectos personales desde otra perspectiva. Comenta que inicialmente muchos de sus proyectos comienzan como ideas o álbumes personales sin intención de compartirlo. Pero gracias a el disfrute de esa experiencia Juan Carlos ha ayudado a otros compañeros de profesión a dar el paso de exponer.

Juan Carlos estuvo colaborando muchos años con Espacio Imagen y menciona a su amigo e impulsor Pablo Hojas con el que participan en muchos talleres, destaca que de esas experiencias sale una asociación de fotógrafos, que a día de hoy sigue en activo.

Allí se realizaron exposiciones, talleres, charlas… Que nos acerca a otro de los temas del episodio, las exposiciones como impacto de lo gráfico en la cultura, Juan Carlos apunta la corta acogida de la audiencia debido al carácter mediterráneo en el que se junta la exposición con la celebración y la fiesta, pero individualmente la disposición de visitar exposiciones es algo más corta, una posible respuesta de esto es realizar esa unión entre lo social y lo cultural para evitar que la procrastinación o la organización de la vida diaria aplaquen la oferta cultural.

Galería Inder Espacio en Santander | La Ventana del Arte
Ejemplo de espacio expositivo local en Santander – Inder Espacio

Hablamos también de la saturación del mundo de la imagen, tanto internet como infinidad de nuevas propuestas, cuesta destacar entre todo ese exceso de actividad gráfica, conseguir llamar la atención del usuario es complicado.

La apuesta por la concreción física de estas exposiciones en los tiempos actuales, sobre todo teniendo en cuenta las sensaciones extras aportadas por la disposición de las obras en el espacio, las texturas de los soportes y todos esos pequeños detalles que habría que tener en cuenta para crear una experiencia enriquecedora para la audiencia es probablemente el aspecto al que se deba prestar más atención en estos momentos.

Hablando sobre el impacto que tiene el espacio sobre los usuarios, conecta Juan Carlos con las dos como Fotógrafo y Arquitecto, en el sentido de que el espacio tenga una historia, una razón detrás de todas las características del espacio y la disposición de la obra dentro de éste. El formato que le damos tanto al espacio como a la obra aporta un sentido a toda la experiencia.

Una fotografía impresa en un papel de algodón de cierto gramaje transmite algo que no logra transmitir en muchas ocasiones la pantalla. Algunos detalles casi imperceptibles que conectan con alguna de las exposiciones realizadas por Juan Carlos, como la de “Planetas a ras de suelo” en la que realiza una reflexión sobre todos aquellos objetos que en nuestro día a día no nos paramos a observar pero que observados en un contexto concreto pueden convertirse, precisamente, en pequeños mundos que explorar.

Exposición "Planetas a ras de suelo" de Juan Carlos Quintana
Imagen extraída de la exposición “Planetas a ras de suelo” – Juan Carlos Quintana (2012)

Un concepto introducido por Juan Carlos tanto en clase como en sus exposiciones es el traer cosas que “estaban ahi” que son cercanas y que provocan una idea o un juego visual al rededor del cual puede montarse una historia, con elementos banales pero conceptualmente interesante.

Comentamos que muchas veces para apelar a un público más general, apostar por un entorno personal o cercano, se puede luchar contra esa saturación de imágenes, publicar una foto de un viaje al que ya han ido miles de personas no tiene tanto valor como plantearte un reportaje de tu entorno más cercano en el que nos podemos centrar en transmitir una serie de valores y emociones con el tiempo necesario para descubrirlos.

Todos los humanos, hasta cierto punto tenemos la misma percepción frente a los espacios por lo que una visión personal tiene posibilidades de conectar con otra persona a través de esos sentimientos humanos, puede considerarse más universal un entorno aislado de las culturas o hechos históricos.

Aprender a apreciar cuales son tus sentimientos frente a un espacio es importante para saber darle valor a nuestros gustos en la vida diaria, un concepto introducido por Juan Carlos en sus clases es el “Ma” concepto sobre el espacio japonés que tiene su propio símbolo dentro del lenguaje, en el sentido de que la cultura japonesa quizá presta más atención al entorno y su impacto en las personas.

ma, espacio negativo. oku, espacio interior – montse morilla

El “Ma” se puede definir como el espacio interior, las sensaciones del usuario sobre el entorno exterior. El espacio en sí en el que vivimos y percibimos, las sensaciones que muchas veces no son racionalizadas, no entendemos por qué un espacio nos resulta acogedor, el pararse a apreciar las texturas y la luz, se define como la experiencia o apreciación personal e individual del espacio para cada persona y lo que se puede aportar para enriquecer ese espacio.

Como diseñadores o creadores de espacios el plantearse esos conceptos de esa cultura, que se contrapone con la occidental, Juan Carlos aprecia muchos de los valores de la arquitectura japonesa a la occidental, grandes arquitectos del movimiento moderno viajan a Japón e incorporan muchas características a la actual europea, pero sin embargo en europa seguimos viendo los espacios bastante fijos.

Un baño es un baño, un comedor es un comedor y un salón es un salón, en este sentido la arquitectura europea es mucho más rígida que la oriental en la que los espacios son más fluidos, existen mamparas, paneles de bambu y papel, que unen o separan espacios, que se usan para varias actividades dependiendo de su usuario.

El que un cliente acepte este tipo de conceptos es complicado, sin embargo gracias a los confinamientos se está entendiendo mucho más el valor de que los espacios sean polivalentes, una casa para vivir dentro de ella, la cultura europea mediterránea generalmente vive más fuera de casa que dentro, en lugares más al norte se suele recibir y socializar mucho más en el interior y esto se ve reflejado en nuestras viviendas.

El uso de una vivienda a lo largo de la vida del usuario cambia y la vivienda debería ser capaz de absorber esas variaciones, en este caso en el cliente europeo es más difícil la aceptación de estas propuestas.

Como relación entre la síntesis de información, aprendizaje y propuestas que Juan Carlos observa entre sus facetas de fotógrafo (exponiendo su obra a un público) arquitecto (adaptando y presentando un proyecto al cliente) y en clase (aportando experiencias y valores a los alumnos) observa que la comunicación en general se basa en conectar en diferentes escalas, en el caso de la arquitectura es más pequeño (dos personas) una exposición es una audiencia mayor y una clase es un entorno intermedio en el que existe un grupo fijo pero existe una comunicación en dos sentidos, si se da la ocasión, apunta que aprende tanto de compartir sus experiencias como de la visión sobre la vida y la sociedad que tienen los alumnos y observar como todo va cambiando.

group of people gathered on field
Grupo de gente disfrutando de una puesta de sol

Como mensaje final Juan Carlos plantea el hecho de intentar valorar las actividades creativas, estemos más abiertos a esa capacidad de recibir nuevas sensaciones, leer en nuestro alrededor más datos de lo que normalmente hacemos, de analizar, aprender a mirar y a sintetizar, de ahí viene la creatividad, de percibir cosas, aprender y ser más receptivos en las siguientes, ejercitando la creatividad y no cerrarse a la labor para convertirse en una persona más creativa para encontrar una satisfacción en la creación.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *